sábado, 30 de junio de 2007

Hombres y Mujeres

Las guerras no tienen justificación; ninguna. Están basadas en prejuicios o, mayoritariamente, en el acercamiento a ese señor del que todos quieren aprovecharse: ese conocido como dinero. Pero no en todas las guerras se usan armas ni corre la sangre, pero no por ello dejan de ser tan absurdas como innecesarias. La guerra entre los hombres y las mujeres, la guerra universal. Cierto es que, por los prejuicios infundados por esta guerra, si se puede haber derramado sangre en alguna ocasión extrema, pero son consecuencias del conflicto central. Y yo me pregunto, ¿qué sentido tiene mantenerla?
Los dos bandos juegan a lo que todo el mundo que lo hace con los prejuicios: se generaliza con los tópicos. Que si las mujeres son unas putas, que si los hombres unos cerdos… En fin, creo que no es necesario que siga porque todos los conocemos. Y bien, algunas mujeres y algunos hombres cumplirán con el prototipo, pero, ¿y los demás? Los que no lo sean serán rechazados antes de tiempo por esas etiquetas. Es como cualquier otro prejuicio con respecto a la raza, el estilo, los gustos… Deberíamos deshacernos tanto de uno como de otros.
Lo que me resulta gracioso son los que empiezan con sus himnos de “las mujeres son mejores” o “no, los hombres lo son”; y luego no aceptan el racismo. Están actuando de la misma manera. Además, que nadie es mejor que otro por ser de un sexo o de otro; al igual que no lo son ni por la clase social, ni por la raza, por poner unos ejemplos.
Tenemos que juzgar a la gente como personas, independientemente de su sexo en este caso. Olvidemos el envoltorio y centrémonos en la persona, que es lo que somos. Quizás, descubramos personas maravillosas que nos habríamos perdido si hubiéramos seguido esos prejuicios. Y no me sirve la excusa de las malas experiencias en las relaciones. Claro que se van a tener malas experiencias en las relaciones y nos vamos a equivocar, hasta que acertemos. Pasa igual con los amigos, y no veo a ningún chico diciendo que odia a los hombres solo porque sus amigos le hayan fallado; tampoco a ninguna mujer. Eso de agruparnos en dos lados e iniciar una guerra me parece bastante primitivo. Todos hemos pecado alguna vez de hacerlo, pero lo importante es si en realidad lo sientes y lo defiendes o si solo fue la rabia de un determinado momento y prefieres juzgarlos como las personas que son.
Creo que, por los tópicos y por ver a la gente como mujeres y como hombres y no como personas, surge la heterosexualidad o la homosexualidad. Eso y la influencia de la Iglesia, que aunque muchos no seamos creyentes, pertenecemos a una sociedad con muchos de sus valores y es algo que no podemos evitar; ya que, por ejemplo, en la antigua Grecia era bastante común la bisexualidad. Si pudiéramos ver a la gente como personas, nos podría atraer un abanico más amplio de sujetos. No nos fijaríamos en si es hombre o mujer, nos fijaríamos en la persona, nos gustaría la persona, no la mujer ni el hombre. Puede que no todo el mundo sea bisexual, pero desde luego, basándonos en vernos como hombres o mujeres, no podemos descubrirlo. Por suerte, yo me he desprendido de eso, y veo que me atraen los hombres que me gustan y que un hombre me guste físicamente no es motivo para que me atraiga; igual me sucede con las mujeres: con una chica que no me interesara nada como persona, no podría hacerlo como otra cosa, pero una que sí que me gustara como persona, ¿por qué no puede atraerme?
Supongo que intentar pedir paz en esta guerra tiene el mismo resultado que desear la paz mundial. Pero al menos, siempre queda el intento. Apoyo los movimientos feministas que piden la igualdad que en realidad compartimos, no hombres y mujeres, si no las personas.

3 comentarios:

Munlight_Doll dijo...

Hey, muy buena entrada ;) Supongo que te inspirarías en el debate que tuvimos aquella noche, ¿no? Piensas como yo, aunque es cierto que hombres y mujeres somos diferentes, pero iguales en dignidad.

Cuando dicen lo típico de "las mujeres sois muy complicadas", yo respondo: "No lo somos. EL SER HUMANO es complicado".

Por cierto, un pequeño apunte: la sociedad griega no es que viera positiva la bisexualidad. Valoraban las relaciones hombre-hombre como las más ideales y perfectas. Las relaciones hombre-mujer eran simplemente necesarias para la procreación.

Besitos :)
Mun Light Doll

Jorge M dijo...

Yo creo que razó no te falta, la guerra de sexos me parece algo muy deficiente, la verdad... debemos ver a la gente como personas fuera de tópicos estúpidos de sexo, raza, país, cierto es que podemos tener unas ideas u otras mas a favor de algún colectivo por experiencias pasadas que hemos tenido, pero de primeras pensar que una persona es tal o cual por pertenecer a un colectivo concreto... me parece lamentable, la verdad,lo peor esque puede ser una gran persona y como bien dices por esa chorrada no la llegas a conocer, solo te limitas a rechazarla.

En cuanto a la guerra de sexos cierto es que los componentes de un determinado sexo por naturaleza tienden a ser de una forma determinda, por sus caracteríticas físicas, pero debemos de abrir nuestras mentes ( que a veces cuesta un poco ) y dejarnos de tópicos. Yo soy un hombre que plancho, lavo la ropa, frigo los platos y demas faenas de la casaa veces me siento y por costumbre cruzo las piernas y mucha gente me mira de una forma un poco..... pero me siento muy orgulloso de pensar como lo hago.

Venga besitos^^

Anónimo dijo...

eres una friki