sábado, 7 de abril de 2007

Y Necesito Tan Poco Para Ser Feliz...

Y necesito tan poco para ser feliz, para que una sonrisa se dibuje en mi cara y sienta una paz tranquilizadora y reconfortante. Le necesito a él, encontrarme con su mirada, con su abrazo protector, con sus labios que me hacen olvidar el resto del mundo, con nuestras conversaciones sobre todo y sobre nada. Es así cuando me sumerjo de lleno en la felicidad más pura y real, esa en la que nada más importa, en la que todo lo demás deja de existir, esa que te lleva a las puertas de otro mundo del que no quieres que te destierren nunca.
Otros, pasaran sus días exprimiendo al máximo su vena consumista para regocijo de quienes nos controlan y desean que gastemos, gastemos y gastemos; pero ellos serán felices siendo marionetas, con toda su ropa de marca, toda su nueva tecnología a la última, con sus mp3 de impresión y sus móviles super guays. Yo seguiré llevando orgullosa mi discman y mi móvil hecho mierda sin cámara ni gilipolleces innecesarias, y mis reflexiones no se basarán en la super nueva y profunda canción del cantante o grupo que las discográficas me venden en este momento a toda costa o en si mi nueva camiseta combina con mis viejos pantalones que me compré hace dos meses. Doy gracias a que mi felicidad es real, y no es una ficticia y bonita creada por la ignorancia; doy gracias a que yo podré decir que el nuevo cd de Avril Lavigne es una gran mierda mientras otros que dirán que sí a todo lo que le echen dirán que es buenísimo, sin darse cuenta de que la música es un arte y esa tía solo está insultando a todos aquellos que a lo largo de la historia la han cambiado con su música, que Avril solo ha llegado y se irá, que no significará nada... Para unos, Avril Lavigne será su ídolo, mientras que niños que luchan por sobrevivir o gente ajena a ese problema que se juega su vida por hacerles compañía no serán nadie, pasarán por esta vida sin gloria, sin éxito, sin reconocimiento, sin ser valorados, siendo un nombre más que nadie habrá pronunciado nunca y que caerá en el olvido de la miseria.
Yo seré feliz simplemente hablando durante todo un día con el chico que antes de aparecer en mi vida, aparecía en mis sueños..Al fin y al cabo, en los últimos momentos, cuando tu respiración dificultosa ya se prepara para el último aliento, tu dinero, todo el materialismo, tus cd's de Avril&cía, no van a apretarte la mano cuando agonices, no van a abrazarte.. Y se darán cuenta de su ignorancia, de su infelicidad...pero ya será demasiado tarde.
En cambio, yo podré acordarme de toda la música, de todas las novelas, de todas las películas que me hicieron reír y llorar, que me hicieron pensar, que me ayudaron a encontrarme; y tendré a alguien que sujete mi mano y me recuerde que la vida puede ser maravillosa aún en los peores momentos.
Y necesito tan poco para ser feliz...

4 comentarios:

Ana Gabriela Sandino dijo...

Hola Jill,
Gracias por pasar por mi blog y por tu comentario sobre el Sr. Armstrong... me gusta tanto Green Day que el titulo de mi blog se lo debo a ello ya que desde principios de los 90,s me enloquecienron...
Vuelve cuando gustes solo dale click a mi nombre si se te olvidço el camino...

Referente a tu post, pues te felicito primero por estar tan enamorada y segundo por necesitar tan poco para ser feliz, aunque ese "poco" me parece que vale muchçisimo...

Un abrazo y nos leemos..

Heathcliff dijo...

buen blog, e interesantes reflexiones. un beso.

CaTh dijo...

Woooo... No sé que escribir, me siento estúpida, y siempre me repito, pero weh, hoy me repetiré y no me limitaré a decirte un "tú ya sabes lo que pienso" y media página de paranoias xDDD
Seh, la gente es así de... inhumana. No hay nada más inhumano que olvidar lo más básico para centrarse en el consumismo y el materialismo al que hemos llegado, porque hemos llegado a un punto que veíamos imposible, que algunos genios ya empezaban a "inventar" en libros sobre un planeta en el que la gente estaba completamente controlada por cámaras, sus pensamientos, sus movimientos... Todo, y ahí hemos llegado aunque a la gente, dicho así, le parezca imposible. Pero no lo es, y hemos llegado a ese punto sin que la gente se de cuenta. Las personas de hoy día tienen tantas limitaciones... Limitaciones de pensamiento, son cajas cerradas y vacías; tú en cambio eres todo lo contrario... Sientes, plasmas, vuelves a sentir, experimentas, te ríes, lloras, e ignoras todo lo que intentan vendernos por un poco de cómoda...(buscando la palabra) Afeliciad?? xDDDD Porque no es la felicidad lo que ellos tienen, pero , en cambio, están tan ciegos que nisikiera pueden llorar... Y eso Nuria es peor que estar muerto.
Yo tan sólo quiero que sigas así, aferrandote a la persona que más te importa y a todo aquello que sientes, que, al fin y al cabo, es lo único real, y lo único por lo que dentro de unos años sí recordarán tu nombre.

Rogelius dijo...

Me perece que estas en un camino muy tuyo, muy real, considero que tengo que darme unas vueltas seguido y aprender la autenticidad de una bella chica de la madre tierra.