miércoles, 20 de diciembre de 2006

La Hija De La Tristeza

Nací una noche sin luna y sin estrellas, a la que había precedido un día sin sol. Nací en la oscuridad más obsoluta, en la nada terrorífica, en el caos irreparable, en el pánico contagioso, mi llanto fue silenciado por el de un millón de voces suplicantes que imploraban con la poca fe que les quedaba ayuda a su Dios. Nací de la unión de una lágrima y un poco de polvo del rastro que desprende una estrella al morir.
Nací y viví huérfana. Mi vida estaba marcada desde el momento de mi nacimiento por la muerte, el dolor y la tristeza. Sobretodo por la tristeza. Esa noche, llovieron pétalos de rosa negros. Intenté averiguar mis orígenes y acogí con orgullo el nombre que otros me dieron al no poseer uno propio: la hija de la tristeza. Algunos me definieron cómo una princesa sin cuento ni príncipe; otros, cómo un ángel sin alas; unos se atrevieron a inventar una leyenda sobre mí; otros cómo un ser místico, irreal, musa de los poetas más trágicos y melancólicos, una energía poderosa que se sumergía en mentes ajenas a través de los sueños; el resto, simplemente, se apartaron de mí.
Las pautas de mi camino venían ya marcadas, mi destino estaba escrito por serafines que tocaban una melodía tan hermosa y triste que producía al mismo tiempo placer y dolor a quien poseyera el oído para escucharla, el lugar por donde conduciría mis pisadas sin huella ya estaba pensado de antemano. Un camino tortuoso, agonizante, angustioso, complicado. Un camino por un valle vasto donde reina la noche interminable, donde la luna llora lágrimas de plata que forma el lago de los suicidas y de los amantes que comparten una pasión prohibida, donde el viento silba para entonar una canción de alerta que pone los pelos de punta, donde las sombras se confunden con fantasmas, donde los miedos se funden con las ramas de los árboles creando extrañas y siniestras formas que nos persiguen sin descanso aunque corramos sin aliento. Un camino en el que no he de guiarme, he de guiar a los desamparados que se acogen a mi doctrina.
Mi misión es extinguir de este mundo las falsas esperanzas, las alegrías que tarde o temprano se acabarán, la felicidad artificial. Dicho así, he debido parecer un ser vil y despiadado. Mi deseo sería borrar mi rastro y que todo fueran sonrisas. Pero para que una sonrisa nazca, antes tiene que haber existido una lágrima, un motivo de desasosiego. En ese caso actúo yo. Yo provoco las lágrimas, los temores, la melancolía, el vacío, la duda, el silencio, la angustia, el dolor del alma, las heridas invisibles, las frases e historias inacabadas. Para que después pueda existir la felicidad, para que los mortales echen la vista atrás, que valoren el hoy y sientan que la fortuna está de su lado hasta que yo vuelva a atormentarlos en sueños y echen de menos el ayer.
Yo, inspiración de los grandes genios que siempren acuden a mí, que me llaman en sus noches largas, que me buscan en sus vasos y botellas vacíos, que me susurran palabras sedcutoras para que les recite los versos necesarios para que la sequía abandone su fuente de inspiración, fuente de la que brollarán brillantes composiciones que los convertirán en inmortales que se arrodillarán ante mí... yo, la hija de la tristeza.

4 comentarios:

Afrika dijo...

Jill, la autora de este es la mejor autora que conozco, me encantan sus escritos, es inteligente, buena gente y encima escribe que flipas!!
Jill, llegarás muy alto, de verdad!!
ESCONDEROS AUTORES LLEGA LA MEJOR ESCRITORA DE TODOS LOS TIEMPOS!

Aracil dijo...

wooooo como mola el relato, quiero la continuacion !!! porque en esta primera parte dejas muchas dudas, por cierto, no utlicizas los ejemplos demasiado a menudo ?? xDD
sigue escribiendo q me gusta como escribes xDD q se note q eres un precursora de tias guays !!!

Carmen Thomàs dijo...

Wo! Me has dicho que te deje aunque sean solo dos líneas así que supongo que acabaré poniendote dos páginas como siempre... Ya te he dicho lo que opinaba sobre el coso, es increíble, sobretodo los dos primeros párrafos son perfectos, ya te lo he dicho, siempre tengo la sensación de que te estoy pirateando, y siento que me repito así que nu sé... Tampoco me siento muy brillante hoy xD
Pero quédate con lo que te digo, los dos primeros párrafos, y el desenlace, son la caña. Y al fin y al cabo eso es lo más importante, sehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

ELVIS EL CABRÓN SALE EN LA TV, NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

o_o

I LOF U!!!!!

[He tenido que registrarme en el coso este para firmarte, para que luego INTENTES DEJARME SIN DUCHA, ZORRA!!]

ॐ_Hลหห_ॐ dijo...

Simplemente buenísimo...!

Cada día te admiro más, seh... queremos un libro!! ^^

un besooo :******